NEUROFEEDBACK, es una técnica no invasiva, sin efectos secundarios que posibilita la autorregulación de las ondas cerebrales por medio del aprendizaje del mismo. Maneja procesos patológicos o de entrenamiento de la función cerebral que se desee, para optimizar procesos emocionales, cognitivos y de aprendizaje, como comportamentales.

CON NEUROFEEDBACK, SE PUEDE

MODIFICAR LA ACTIVIDAD ELÉCTRICA

EN CUALQUIER LÓBULO CEREBRAL

TODO ACERCA DE NEUROFEEDBACK:

Las neurociencias han contribuido al conocimiento del funcionamiento cerebral, como un sistema dinámico, que se autorregula y busca el equilibrio. La comunicación neuronal, que se produce por una respuesta coordinada y suficiente ante un estímulo del medio ya sea interno o externo, genera la producción de ondas cerebrales, que presentan diferentes características y aportan en mantener un grado de conciencia adecuado y medido, según las situaciones a las que se vea expuesto el individuo.

Diferentes ciencias, como la neuro visión, neuropsicología, la genética, la biología, la informática y la psiquiatría, se han unido con el fin de encontrar soluciones a diversas problemáticas a nivel emocional, cognitivo y comportamental.
La informática, ha contribuido a través de medios electromagnéticos, que posibilitan el diagnóstico y conocimiento del funcionamiento cerebral. Por lo tanto, neurofeedback, se basa en los principios del electroencefalograma y la medición de las ondas cerebrales

Funciona a través de un software especializado que permite evaluar y modificar la actividad cerebral. La persona cómodamente se enfrenta a un estímulo ya sea visual, auditivo o táctil, para que se genere una reacción en los niveles de alerta. Como el cerebro es un sistema que se autorregula y aprende, evalúa su mismo funcionamiento y corrige lo que se encuentra alterado según la necesidad de cada paciente.

Los pacientes pueden conocer su actividad cerebral y hacerse consciente de sus reacciones ya sean exageradas o pasivas dependiendo de la situación en que se encuentren. Por lo tanto, genera aumento en los niveles de autocontrol y autoconsciencia.

Las ondas cerebrales como respuesta a la estimulación del medio, se pueden medir y comprender según su magnitud y frecuencia. A mayor frecuencia mayor actividad cerebral, es decir mayor consumo de recursos cerebrales. A mayor magnitud menor actividad cerebral, relacionada con estados como el sueño, la relajación profunda o mecanismos de memoria y aprendizaje más a nivel inconsciente.

Del nivel apropiado de conciencia-alerta que tengamos en determinadas situaciones, dependerá el grado de efectividad en nuestras respuestas y la relación que mantengamos con el medio.

Un ejemplo muy sencillo es que algunas ondas cerebrales se encuentran desregularizadas, en situaciones que demandan de mucha energía, como cuando tenemos que resolver un problema de nuestra vida o cuando debemos tomar alguna decisión importante; por lo tanto, si no contamos con el nivel adecuado de frecuencia y magnitud, responderemos en forma pasiva, sin centrarnos en el ambiente y nuestras respuestas serán equivocadas.

En la epilepsia, se puede ver las ondas cerebrales alteradas, lo que genera descompensación y un consumo inadecuado de energía cerebral

Visión: Un conocimiento aprendido y una percepción de las experiencias visuales (combinadas con algunos de los otros sentidos) que dan como resultado una acción mental y/o físicas.

La visión se aprende y por tanto se puede entrenar. Su desarrollo esta estrechamente asociado con el desarrollo simultaneo de todo el organismo, que comprende identificación, centrado, postura-movimiento y habla-audición. El desarrollo inapropiado en alguno de estos cuatro sistemas creara a menudo un problema visual.

Por lo que un consumo inapropiado de recursos cerebrales debido a falta de autoconsciencia y manejo del estrés llega a alterar el visón.

  1. Lo ideal es trabajar en prevención. Como el cerebro se encuentra expuesto a cambios constantes o agresiones del medio tanto externo, como interno, puede disminuir su funcionamiento o perder sus capacidades. El área emocional es un factor que influye notoriamente. La constante actividad y demandas a las que nos enfrentamos día a día, hace que el funcionamiento cerebral no sea el óptimo. Con la demanda del uso de los equipos digitales se está adicionando un estrés que repercute en una alteración del funcionamiento del sistema visual.

Si queremos mejorar el funcionamiento visual, bajar la miopía, mejorar niveles de atención y concentración, memoria, facilidad para tomar decisiones, conciencia de nuestro cuerpo, etc. podemos recurrir a este entrenamiento. También sirve para prevenir diferentes alteraciones como el Alzheimer u otras patologías que pueden ser determinantes a nivel genético-hereditario.

Por factores genéticos, hereditarios, ambientales (constante frustración, maltrato o abuso de cualquier tipo), personalidad, enfermedades, medicamentos, mala nutrición o la unión de las anteriores.

También por constates demandas de niveles de estrés a los que estamos expuestos y por nuestra misma calidad de vida

La primera cita es una evaluación completa del sistema visual, con base en los resultados encontrados se da a conocer las bases científicas del neurofeedback y sus beneficios. El profesional explica detalladamente el funcionamiento cerebral con relación a la necesidad individual, y como desde la neuro visión se brindará una respuesta oportuna.

Al tomar el tratamiento, se realiza un mapeo cerebral, que visualiza el funcionamiento cerebral en los cuatro lóbulos y la actividad en cada uno de ellos, determinando de esta manera el diagnóstico y el plan de tratamiento.

Cada paciente tendrá un número determinado de terapias, dependiendo de las necesidades puntuales, pero mínimo es necesario tomar veinte sesiones, para que exista aprendizaje. Se recomienda tomar mínimo dos sesiones semanales.

La persona cómodamente se enfrenta a un estímulo ya sea visual (video – videojuego) , auditivo o táctil, para que se genere una reacción en los niveles de alerta.  Los pacientes pueden conocer su actividad cerebral y hacer consciente sus reacciones ya sean exageradas o pasivas dependiendo de la situación en que se encuentren.

El paciente debe lograr ciertos niveles, en donde se ha reforzado la onda cerebral que se desea modificar. Cuando logra los estados de concentración adecuados, el monitor premia y refuerza dicha actividad cerebral.

Cada vez que la persona, disminuye sus niveles de atención frente al video se hace más lento; esta retroalimentación hace consciente a la persona de sus propias capacidades y de en qué momento se está reforzando la onda cerebral que se desea.

Las sesiones resultan ser muy agradables. Es posible colocar vídeos, música, películas del interés de cada paciente. La actividad cerebral se verá reflejada en el monitor. La persona se hace consciente de dicha actividad y a medida que avanza el tratamiento logra mayor nitidez en la imagen.

Duración de la sesión: entre 30 y 50 minutos.

  • A personas con aumento de su defecto visual.
  • Usuarios de pantallas digitales
  • Niños con ambliopía
  • Niños con estrabismos
  • Personas con alteraciones visomotoras
  • Quien tenga déficit de atención
  • Quienes presenté estrés visual y emocional.
  • Personas desde los 7 años a los 90 años.
  • Personas que sufran dolores de cabeza
  • Deportistas

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest

COmenta