El estrabismo es una afección ocular que consiste en la pérdida de paralelismo de los ojos. Es decir, mientras un ojo dirige la mirada a un objeto, el otro se desvía en una dirección diferente.

Si los ojos no se alinean correctamente, el cerebro puede recibir imágenes de cada uno, que son demasiado diferentes para ser fundidas, ocasionando visión doble (diplopía). Para evitar la visión doble, el cerebro debe suprimir la imagen del ojo desviado. Si el cerebro debe llevar a cabo esta supresión de forma continua en un ojo, la visión del mismo se perderá gradualmente. Como la imagen producida por un sólo ojo no es tridimensional, se pierde también la percepción de profundidad.

El síntoma más evidente es la falta de paralelismo entre los ojos, aunque esta afección también provoca una pérdida de la agudeza visual respecto al otro ojo (ojo vago o ambliopía); posiciones anormales de la cabeza; desviaciones; inclinación y tortícolis; visión doble; pérdida de visión binocular, y errores en el cálculo de distancias y en la percepción de relieves.

¿Por qué se produce el estrabismo en adultos?

El estrabismo en adultos puede producirse como consecuencia de un estrabismo infantil o ser secundario a diferentes enfermedades y procesos. En función de sus múltiples orígenes, pueden distinguirse cuatro grandes grupos de estrabismo, cada uno de los cuales deberá tratarse de forma específica:

Paralítico: los músculos encargados de mover el ojo y dirigir la mirada tienen menos fuerza, generalmente a causa de isquemias, tumores o patologías neurológicas.

Restrictivo: se debe a un problema mecánico, derivado de cirugías oculares previas y fracturas o traumatismos orbitarios, así como secundario a enfermedades tiroideas o a miopía alta.

Esencial: suele ser de origen infantil, aunque puede responder justo a todo lo contrario y ser fruto de la edad avanzada, debido a la distensión que se produce en los tejidos implicados en el movimiento ocular.

Sensorial: asociado a baja visión, ya que se produce cuando uno de los dos ojos carece de visión o esta es muy limitada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *